piel perfecta

Los proteoglicanos de Martiderm son vitales para lucir una piel perfecta

La contaminación ambiental y el estrés de la mayoría de las personas en las últimas décadas son unos de los factores que intervienen negativamente en el estado de la piel, y más aún si la persona no realiza una dieta rica en vitaminas, no bebe suficiente agua y fuma.

¿Para qué sirven los proteoglicanos?

Los proteoglicanos son moléculas capaces de regenerar las células de la piel, siendo por esto que las ampollas Martiderm son elaboradas con este compuesto.

Muchos productos cosméticos de Martiderm son elaborados con proteoglicanos que se han agregado en sus ingredientes para el cuidado de la piel, ya que los proteoglicanos combaten las arrugas de la cara, resequedad, flacidez y grasa de la piel.

El uso de estas ampollas de Martiderm aporta a la piel firmeza, luminosidad y suavidad.

Si utilizas los productos de forma rutinaria verás cómo desaparecen las arrugas de tu frente, ya que repara los daños causados por el envejecimiento, ya que el ácido ascórbico y vitamina C que están presentes en los ingrediente de este producto, actúan como neutralizantes y contienen colágeno.

La vitamina F aporta los ácidos grasos fundamentales para la hidratación de la piel.

El proteoglicanos te ayudan a recuperar la vitalidad perdida por razones de edad o un rostro cansado causado por el estrés de la vida diaria, combate las líneas de expresión y aporta luminosidad en el rostro.

El usos de estas ampollas no deja sensación de grasas y sus resultados son increíbles.

¿Cómo funcionan las ampollas de Martiderm?

Los proteoglicanos externos aumentan de forma consideraba la salud de nuestra piel, aumentando la hidratación y su firmeza.

La ampolla las podrás dividir en dos dosis, una por la mañana y otra por la noche o bien, en dos al días. En este caso, la segunda aplicación no debe exceder 48 horas una vez abierta la ampolla, para que la vitamina C no se oxide.

La tienes que aplicar sobre la cara, cuello y escote, en forma circular para dar un pequeño masaje, para después esperar 10 minutos para que la piel lo absorba totalmente.

Dónde conseguirlas

Existen muchos tipos de ampollas en función de cada tipo de piel.

La caja que contiene 10 unidades cuesta entre 17 € y la de 30 unidades tiene un valor aproximado de 33 €. Las 30 ampollas te podrán durar 30 a 60 días, todo dependerá las dosis que utilices diariamente; por ejemplo, muchas personas optan por utilizar una sola dosis al día.

Estas ampollas están recomendadas para pieles maduras.

Los proteoglicanos de Martiderm son ideales como denominados tratamientos de choque, muy en especial en la temporada de verano cuando la piel es castigada por los efectos de los rayos solares y el aire contaminado.

La radiación solar daña los tejidos de la piel causando en ocasiones daño permanente, de modo que los proteoglicanos te liberan del estrés oxidativo y te hidratan.

El uso de los proteoglicanos es excelente para todo tipo de piel y las personas en edad madura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *