Origen de los refranes más populares

Comment

Información y curiosidades

Una de las cosas más comunes en la actualidad son los conocidos refranes. Algunos pueden ser más odiosos o molestos que otros, pero siempre tienen un aspecto interesante que vale la pena detallar. Los mensajes casi siempre tienen un aprendizaje.

Refranes más populares

La cuestión es que muchas veces no sabemos de dónde provienen estos textos, tanto así que podemos en duda su credibilidad. Por este motivo es que el día de hoy vamos a descubrirlo de una vez por todas.

Primero que todo veamos los refranes españoles más populares de la actualidad para luego intentar entender de dónde proviene:

Como Pedro por su casa

Este dicho es muy común entre nosotros y se le atribuye a cualquier persona que se siente cómoda y se comporta de esta manera en un lugar que no es de su propiedad, como por ejemplo una casa ajena o en la calle.

Puede ser en tono de broma o mucho más serio, dependiendo de la ocasión.

¿De dónde proviene? Pues se dice que el verdadero origen es: Entraste como Pedro por Huesca, un conquistador quien logró llegar a la ciudad sin oposición, ganando una batalla fácilmente.

espada medieval

Así que ya sabemos lo que alguien quiere decir cuando menciona esta frase.

Si se fue a Sevilla perdió su silla

Un refrán un poco más gracioso pero que tiene su historia. Aparentemente se originó después de una pelea entre dos personas por el puesto de Arzobispado de Sevilla. El ganador fue a otro lugar para preparar a su sucesor, sin embargo cuando llegó, se dio cuenta que lo traicionaron.

Así que acomoda bien tu silla y asegúrate de no levantarte de allí o podría ser lo último que hagas.

Salvado por la campana

Justo cuando alguien nos interrumpe de hacer algo que no nos gusta es que llega este refrán. Pero, ¿De dónde proviene?

Se dice que hace miles de años se enterraban a las personas estando vivas, algo absolutamente lamentable y terrible. Para evitar que murieran estando allí abajo se le colocó en el ataúd una campana. De esta forma cuando despertaban lo podían salvar.

Armarse la gorda

Se llamó la Gorda toda la revolución contra la reina Isabel II, aproximadamente en el año 1868. Se habla de una batalla que aún no ha sucedido, pero que piensan que puede ocurrir en cualquier momento.

A buenas horas mangas verdes

Esto se refiere a todo aquel que siempre es impuntual, pero en este caso para los que no llegan a tiempo para ayudar a alguien.

Los historiadores dicen que cuando había reyes católicos había un equipo que se encargaban de liquidar a todos los ladrones del sector. Sin embargo, casi siempre llegaban tarde en el momento del crimen.

Como lucían un uniforme color verde hicieron un refrán con este nombre.

Irse de picos pardos

Es algo bastante coloquial y hace referencia a todos aquellos  que se van de aventura por sitios feos y peligrosos con tal de encontrar el amor ideal. El nombre viene de que hubo un rey que obligó a las prostitutas a tener faldas de color dorado.

Era la única manera de diferenciarlas.

monumento medieval

Pasar la noche en blanco

El origen de este refrán proviene de la época medieval, donde exigían a todo aspirante a caballero que hicieran un ritual  de una noche en total vigilia con las armas del castillo. Después de esto le daban el título.

Esto lo hacían con una túnica color blanco que era el símbolo de la pureza.

Poner en tela de juicio

Todos sabemos que cuando alguien dice eso es porque tiene muchas dudas sobre algo, algún logro o un hecho en general. La época medieval sigue siendo el origen. En este caso la palabra tela significaba “valla” que dividía en dos partes al terreno de las justas.

Esta frase quería decir que ponían en juego dos partes para determinar quién era el vencedor a través de una justa o batalla con armas. Como verás, las frases tienen mucha sabiduría. No cabe duda que los medievales tuvieron mucho que ver, ya que sus batallas y situaciones nos dieron lo que somos hoy en día.

Esperamos que ahora los cites con mayor cuidado y no siempre en tono de broma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *