informacion sobre las diferentes compañias femeninas y donde poder encontrarlas

Diferentes tipos de putas y diferentes sitios donde trabajan

Toma nota de las diferentes clases de “chicas de lujo” que hay y cuáles son sus lugares de trabajo, así podrás saber porque contratar a una u a otra en agencias como Sevilla-Escorts.

¿Donde podemos encontrar a mujeres de compañía?

Chica independiente / Escort

Las acompañantes independientes trabajan por sí mismas en hoteles y edificios privados como casas, cobran altos precios y se mantienen alejadas del ojo del público. Probablemente anuncian sus servicios en línea y por ello consiguen tener una distinguida y discreta clientela.

Empleada de una agencia de lujo

Al igual que las llamadas “escorts independientes“, las empleadas de las agencias de acompañantes trabajan en lugares privados y hoteles y cobran precios relativamente altos. En muchos lugares del mundo son muy demandadas, como es el caso de las escorts Sevillanas.

Weitzer dice que estas empleadas enfrentan una especie de “explotación moderada”, ya que tienen que dar un recorte de sus ganancias a su agencia, pero al fin y al cabo hay otros trabajos que exigen lo mismo y no es un mal para darse golpes de pecho.

Empleada del burdel

Son lugares dedicados y donde la gente paga por recibir servicios suculentos que solo ellas pueden dar y puede incluir saunas y salones de masaje. Los precios que cobran son “moderados”, y las trabajadoras de los burdeles y de igual forma tienen que dar parte de sus ganancias a los propietarios de burdeles.

Trabajadora de vitrina

Este tipo de negocio es frecuente en Ámsterdam, atrayendo a los transeúntes a entrar en las casas de este sector al llamarles la atención las mujeres en las vidrieras. La misma paga a las mujeres un salario bajo a moderado.

Casi todas las habitaciones de la ventana de Ámsterdam son de ocupación individual, separando a las trabajadoras unas de otras.

Algunas habitaciones están conectadas a un baño y cocina compartida por varios trabajadores, pero las mujeres pasan la mayor parte de su tiempo frente a las vitrinas. La situación contrasta fuertemente con los burdeles, donde las trabajadoras pueden disfrutar de una atmósfera de fiesta y un contacto social más regular con el personal y clientes.

Trabajadora de Casino

Estas trabajadoras del placer hacen contacto inicial con los hombres en un bar o casino y luego tienen relaciones en un lugar separado.

En los bares de muchos lugares del mundo, los hombres pagan un llamado “impuesto de bar” para dejar el club con una trabajadora y pasar varios días con ella. Los hombres son mayormente extranjeros que pagan los gastos de las mujeres durante ese tiempo, en un acuerdo que a menudo confiere estatus a ellas.

La callejera

Las callejeras ganan relativamente poco dinero y son vulnerables a la explotación. No es sorprendente que reporten menos satisfacción con el trabajo y reciban menos salario que las “compañías en el interior” (trabajadoras de bar, trabajadoras de burdeles o mujeres comunes).

El trabajo en la calle es también notoriamente peligroso. Un estudio encontró que las de Sevilla tenían 18 veces más probabilidades de ser agredidas que otras mujeres de una edad similar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *